17 agosto, 2011

No paras de dar vueltas en mi cabeza. Te volviste parte de mi monotema, estas siempre presente en mis pensamientos. Relaciono absolutamente todo con vos. Me muero de ganas de abrazarte, de decirte todo lo que te quiero y lo que significas para mí. Pero simplemente me contengo y te sonrío. Me quedo paralizada y cuando llego a reaccionar, ya estas alejándote apresuradamente como si el mundo entero corriera detrás nuestro. Y exactamente ese es el momento en que volves a quedar atrapado en mi cabeza, te pienso y te pienso como si fueras lo único que queda en el universo, como si ya no importara nada más…

5 comentarios:

Nel dijo...

i xq no decirle lo q sientes,no temas,a veces es mejor no callar,quien sabe q sera despues tal vez no es como tu temes,animo!!
besos

Kath. dijo...

Hasta en la sopa seguro... Eso termina cuando te lo propongas. Pero qué bonito es pensar en alguien, se debe sentir muy afortunado.

Florencia dijo...

Me siento tan tan iguaaaaaal que vooooos!

Forgotten words dijo...

Pues simplemente te digo que te adelantes a ese momento en el que él sale corriendo, date la oportunidad de decirselo y ver como reacciona :)

Helen dijo...

El amor es poderoso, logra avarcar toda su amplitud en nuestra cabeza, y corazón también :)