05 septiembre, 2011


Dicen que para no desilusionarse no hay que esperar nada de nadie. Siento que te quiero demasiado, que deseo demasiado esto. Te quiero, quiera quererte o no, te quiero. Aunque vos no me quieras o quieras quererme, te quiero. No pretendo nada de vos, ya me das todo lo que necesito aunque no te des cuenta, pero mi corazón en verdad desea esto. Le temo a la decepción. Para mi sos muy perfecto, pero la “perfección” es frágil y con tan solo un mal movimiento estalla y ya nunca vuelve a ser lo que alguna vez fue. Qué ocurrirá si algún día toda esta magia se pierde? Mi deseo seguirá presente y mi corazón cargará por siempre esa decepción?  
El amor me está mostrando su lado oscuro y poco a poco se está escabullendo el temor.

4 comentarios:

TamiCn♥ dijo...

Yo muchas veces siento lo mismo... pero es simplemente momentos malos de la relación, que hay muchos... no te preocupes todo pasa :)
Besos desde letrasdeunaenamorada.blogspot.com/☺

Drei :) dijo...

Jolin, que entrada mas profunda, me encanta tu blog, te sigo vale? tiene unas fotos preciosas
te dejo aqui la direccion del mio para que te pases si quieres :D
un besito

bonsoir-armoir.blogspot.com

Poesenthya Cocco dijo...

Me ha encantado la entrada. Sin duda magnifica.

Besitos cocoteros.

alguien dijo...

hey me gusto tu blog, te dejo el mio por si te interesa visitarlo... Un beso grande!
http://alegriasde-algunavez.blogspot.com/