26 julio, 2011

Espejo, reflejo de cómo los demás nos ven, no como realmente somos ni cómo queremos ser
Mirarse al espejo, algo tan fácil y cotidiano, es en realidad algo tan descabellado.  Es de alguna forma ver lo que ven los demás. Suele pasarme que a veces al no verme al espejo por mucho tiempo me olvido de mi misma, puede sonar raro por hay veces que no se.                                    
Podemos parecer locos bufones haciendo muecas, gestos, posiciones raras, ridículas, como si habría alguien del otro lado al quien tendríamos que hacer reír. Muchas veces me decepcioné de mi reflejo, cuantas veces eh querido cambiar cosas sobre mi aspecto, de mi ropa, de mi “body languaje” por así decirlo.                                                                                                                                                    Me gusta mirarme al espejo, saber cómo me ve el mundo, que puede decir mi sonrisa sobre mí, jugar un poco con mi pelo y buscar nuevos cambios.Hay veces que necesito verme al espejo, aunque sea solo para sonreírme, para corroborar que todo anda bien y tal vez acomodar algún detalle o algún pelo rebelde pero otras veces me gusta liberarme, ser como soy sin la necesidad de ver mi aspecto. Creo que lo más importante es estar conforme con uno mismo, a veces me gusta no tener que preocuparme por cómo me ven los demás, en definitiva siempre soy yo sin importar como me vea.

3 comentarios:

Forgotten words dijo...

Gran verdad esa que dijes :) Yo nunca habia pensado eso sobre el acto de verdse en el espejo, y es muy bueno la verdad :)
Yo tambien pienso igual que tu y coincido en que lo mas importante esta en ser como somos, que no perdamos nuestra esencia :)

♥ Snowball dijo...

Tiraste la posta amiga :D

Maru' dijo...

buenas!
buenisima entrada!
un besito enorme♥